A causa de la investigación publicada por AToday, los administradores de la UMCH están tratando de imponer su liderazgo ante el cuestionamiento de los Ancianos locales. Diferentes líderes se pusieron en contacto con AToday para explicar lo que está ocurriendo en Chiapas.

En la Asociación de Palenque se hizo una reunión de líderes el sábado 3 de septiembre. La reunión tuvo lugar en la Iglesia Central del Distrito 1. El pastor Rene Flores, presidente de la Asociación casi terminando la reunión se dirigió a los dirigentes para “informar” de lo que está pasando y “aclarar la situación”. En su intervención dijo que “Adventist Today es un grupo disidente” y que la información “no es cierta”, la reunión se salió de control cuando los Ancianos comenzaron a intervenir y pedir explicaciones. Un Anciano se puso en pie con los documentos impresos del registro publico, demostrando como las fuentes que se estaban publicando reflejaban el desvió de fondos. El pastor Rene no pudo dar ninguna explicación ante las evidencias.

Mientras tanto, otro Anciano interpelo al pastor Rene Flores explicando que no era legal lo que se estaba haciendo, y no podía mentirle a él porque “se como se manejan las cosas, ya que yo trabaje en el Gobierno del Estado”. Ante esta situación el pastor Rene decidió terminar las reunión al evidenciar la molestia de los Ancianos e hizo una oración: “si todo esto es cierto, que Dios perdone y tenga misericordia de ellos (en referencia a los administradores de la UMCH)”. La reunión terminó ante los cuestionamientos y la indiferencia de los Ancianos de la iglesia.

El sábado 10 de septiembre, la Asociación Soconusco realizó un evento para los Ancianos, en el Centro Educativo Amado Nervo, bajo el lema “Líderes leales en tiempos difíciles”. El pastor Ignacio Navarro, presidente de la Unión Mexicana de Chiapas tuvo dos temas. A los Ancianos no se les dio la palabra y tampoco se les permitió hacer preguntas.

Manipulando la historia

Los temas se centraron en “ser leal a la iglesia y a sus líderes”. Antes de comenzar su primer tema, el pastor Navarro dijo a los presentes: “Aquí todos somos líderes y somos humanos, por lo tanto cometemos errores, pero aun así Dios nos ha elegido, aunque seamos imperfectos”. También dijo que Dios pudo “enviar ángeles para hacer su trabajo aquí en la tierra, pero confió la tarea a los hombres”. Navarro dijo a los Ancianos que debían “ser leales a los líderes que Dios ha dejado porque Dios los ha puesto, no los hombres”.

Mientras que el pastor Navarro trató de utilizar las Escrituras para imponer su liderazgo y decir a los presentes que había sido nombrado por Dios, no se atrevió a dar espacio a los Ancianos y menos explicar los documentos notariales que lo comprometen. Incluso Navarro utilizó una historia falsa sobre el Dr. John H. Kellogg (1852-1943) y lo puso como “ejemplo” de lo que sucede con los que son “separatistas” o los que “traicionan” a sus líderes.

Navarro dijo a los líderes que Kellogg “no estaba de acuerdo con los líderes de la época, se separó de la iglesia y en un pleito ganó el hospital, pero ese hospital se quemó”. Añadió otra mentira: “El doctor Kellogg después pidió préstamos para reconstruir el hospital, lo terminó, pero no pudo pagar las deudas que había contraído y el gobierno se lo quitó, cuando el doctor murió, murió solo”. La manipulación es evidente, ya que Navarro tergiversó la historia adventista para utilizar la intimidación religiosa sobre los Ancianos.

La realidad es que cuando el Sanatorio de Battlee Creek se quemó el 18 de febrero de 1902, tanto el Dr. Kellogg como el Sanatorio seguían siendo parte de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Después del incendio el programa del Sanatorio no se detuvo, ya que el Colegio de Battle Creek se había trasladado 4 meses antes del incendio a Berrien Springs, las instalaciones se utilizaron para alojar a 150 pacientes. Como relata Arthur White, nieto de Ellen White, “rápidamente se equiparon amplias salas de baño y tratamiento en los sótanos de dos de estos edificios. Así, en pocos días el programa del sanatorio se desarrollaba con total normalidad” (Arthur White, Mujer de visión, p. 418).

El pastor Navarro olvidó mencionar que en 1902 la Review and Herald Publishing House, la mayor editorial de la Iglesia Adventista, también se quemó en un incendio. Lo cierto es que Kellogg dejó el adventismo en 1907 y mantuvo el control del Sanatorio. Su nombre y su legado están incluidos en la Enciclopedia de los Adventistas del Séptimo Día, donde se menciona su muerte a la edad de 91 años. No murió solo y su funeral fue muy concurrido.

Manipulación espiritual

En el segundo tema, el pastor Navarro se centró en los casos de líderes fieles e infieles, usando el ejemplo de Pedro que traicionó a Jesús, “aunque vivió con él 3 años y le juró fidelidad hasta la muerte”, “en la hora verdadera no pudo ser fiel a su Maestro” y lo traicionó. Pero se arrepintió y obtuvo el perdón de Dios. Mientras que Judas decidió traicionar a Jesús por “30 monedas de plata” y por remordimiento se suicidó, y no recibió el perdón.

Algunos Ancianos comentaron a AToday lo repulsivo de la situación, pero sobre todo con el último ejemplo que uso el pastor Navarro. “David envió una carta a Joab con el propio Urías, en la que le decía que lo pusiera al frente de la batalla y luego lo dejara solo para que muriera. Urías no se atrevió a abrir la carta para ver lo que decía, si la hubiera leído no sabemos qué hubiera pasado en la historia, pero Urías era leal a su Rey, tan leal que no le importó perder la vida por él“.

Un anciano dijo a AToday: “Su conclusión fue que nosotros, como líderes, también tenemos que ser leales a nuestras autoridades eclesiásticas, aunque sea con nuestra propia vida como Urías”.

Al final de la reunión los Ancianos recibieron un compromiso de fidelidad para firmar, luego pasaron los pastores con algunos Ancianos a hacer declaraciones de lealtad a los líderes electos y alinearse con ellos.

Silencio de la División Interamericana

Algunos administradores cercanos a la División Interamericana dijeron que se estaban tomando medidas para hacer frente a la purga contra los pastores en Chiapas y validaron la información relativa a los pastores. Aunque no abordaron el tema de las denuncias presentadas por las fuentes de Chiapas con los documentos notariales que comprometen a los administradores de la UMCH. Hasta el momento ninguno de los pastores ha sido contactado por la División Interamericana.

Mientras tanto los Ancianos y líderes locales de Chiapas siguen esperando una respuesta de la División Interamericana, para que sus voces sean escuchadas y tomadas en cuenta. Esta situación es impensable en las regiones adventistas donde se respeta el modelo de gobierno representativo.

 

Daniel A. Mora, es el editor para AToday Latinoamérica..

Para comentar, dale clic aquí.