• La demanda afirma que la AHSAA mostró discriminación religiosa contra la Academia Adventista Oakwood al negarse a acomodar sus creencias adventistas del séptimo día “sin otra razón que la intransigencia burocrática”.
  • La demanda decía que la AHSAA prohíbe programar partidos en domingo debido a las “prácticas religiosas de muchos habitantes de Alabama” y que “la prohibición de los concursos en domingo es una acomodación religiosa”.
  • “Las acciones discriminatorias de la AHSAA interfirieron en el libre ejercicio de la religión por parte de los sabatarios”, según la demanda.

14 de mayo, 2022 | La Academia Adventista Oakwood presentó el 3 de mayo de 2022 una demanda contra la Asociación Atlética de Escuelas Secundarias de Alabama (AHSAA) por supuesta discriminación religiosa, informaron varios medios de comunicación.

El 19 de febrero de 2022, la Academia Adventista Oakwood perdió su primer partido de playoffs de la AHSAA debido a la observancia religiosa del día sábado desde la puesta de sol del viernes hasta la puesta de sol del sábado. Los adventistas normalmente no trabajan ni practican deportes competitivos durante ese tiempo. El partido de Oakwood fue programado a las 4:30 p.m. antes de la puesta del sol de ese sábado.

Otro partido de los playoffs estaba programado para una hora más tardía, las 7:30 p.m., después de la puesta del sol. A pesar de que los otros equipos aceptaron cambiar de horario, la AHSAA denegó dos veces las peticiones de Oakwood para cambiar los horarios de los partidos.

“Este no es un día más de la semana para nosotros”, dijo Todd McFarland, consejero general asociado de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, según la División Norteamericana. “El sábado es el día en que detenemos nuestro trabajo, descansamos y adoramos a Dios. Es mucho más importante para los miembros del equipo mantener santo el sábado que jugar en cualquier partido de los playoffs. La AHSAA debería haber hecho el simple cambio de horario -acordado por todos los equipos- en lugar de hacer que la Academia Oakwood elija entre la fe y el baloncesto”.

El director ejecutivo de la AHSAA, Alvin Briggs, había dicho sobre la situación que la pertenencia a la asociación era “100% voluntaria” y que Oakwood sabía cuándo se unió a la organización que los campeonatos se celebraban los viernes y sábados.

“Oakwood aceptó seguir las reglas de la AHSAA y acordó participar en todos los juegos de los playoffs sin petición, o perderlos”. La declaración fue proporcionada a la AHSAA por escrito, y la AHSAA respondió, por escrito, “aceptando su acuerdo de participar en el juego de campeonato, sin petición, o pérdida”, dijo Briggs.

Sin embargo, la demanda, que se puede ver a través del sitio web de WHNT News, dijo que la AHSAA mostró discriminación religiosa contra la Academia Adventista Oakwood al negarse a acomodar sus creencias adventistas del séptimo día “sin otra razón que la intransigencia burocrática”.

Según la demanda, la AHSAA sí planifica sus calendarios de torneos teniendo en cuenta otras creencias religiosas: la AHSAA prohíbe programar partidos los domingos debido a las “prácticas religiosas de muchos habitantes de Alabama” y porque “la prohibición de los concursos dominicales es una acomodación religiosa”.

Además, la AHSAA sí permite reprogramar los concursos por razones no religiosas, como la salud pública, el clima y los imprevistos. “La negativa de la AHSAA a dar cabida a las celebraciones religiosas es una negativa a conceder un trato equitativo a los jugadores que se enfrentan a obstáculos seculares y religiosos para participar plenamente en el torneo”, señalan los documentos judiciales.

La demanda reclama cinco cargos de violaciones de la Primera Enmienda contra la AHSAA. “Las acciones discriminatorias de la AHSAA interfirieron con el libre ejercicio de la religión por parte de los guardadores del sábado”, decía la demanda.

Los documentos judiciales revelan que las peticiones de la Academia Adventista Oakwood incluyen una sentencia que impida a la AHSAA impedirles jugar en la postemporada debido a sus creencias religiosas; una orden judicial permanente que impida a la AHSAA negarse a atender las peticiones religiosas de cambios de horario; daños compensatorios y daños nominales; que la AHSAA pague los honorarios de sus abogados; y un juicio con jurado.

Becket, una institución legal y educativa de interés público y sin ánimo de lucro, está asociada con la Oficina de Asesoría General de la Conferencia General y la División Norteamericana en el caso.

“Ya es bastante malo que la AHSAA excluya intencionadamente a una escuela religiosa por honrar el Cuarto Mandamiento, pero es peor cuando la exclusión es totalmente innecesaria -como la mayoría de los estadounidenses que se enfrentan a este problema-, las escuelas habían elaborado una solución sencilla y de sentido común”, dijo Eric Rassbach, consejero principal y vicepresidente de Becket. “Pero los burócratas dijeron que no. La Primera Enmienda exige mucho más”.

(Foto: El 19 de febrero de 2022, la iglesia de la Universidad de Oakwood en Huntsville, Alabama, afirmó públicamente la decisión del equipo masculino de la Academia Adventista de Oakwood de no jugar en un torneo de baloncesto en sábado. Foto vía sitio web de la División Norteamericana.)

Para comentar, dale click aqui.