De cero a tres

La comunidad de la Iglesia Cero, en Madrid, España, un proyecto especial de Misión Global patrocinado por la Oficina de Misión Adventista y el Centro de Estudios Seculares y Postmodernos (CSPS) de la Asociación General, pronto celebrará su tercer aniversario. Desde finales de 2015, esta comunidad, liderada por el pastor Jonathán Contero, ha estado desarrollando métodos innovadores y contextualizados para ayudar a los españoles seculares y sin iglesia a dar el primer paso en su camino hacia Jesús.

“La novedad más emocionante es que tenemos hoy más personas no adventistas que vienen a la iglesia, se interesan por nuestra iglesia y estudian la Biblia más que hace un año”, dijo Contero. “Nos hemos dado cuenta de que los métodos que estamos usando tienen éxito”.

Como resultado del ministerio de la Iglesia Cero a través de proyectos de servicio a la comunidad, campamentos juveniles misioneros, grupos pequeños y servicios religiosos, la Iglesia Cero tiene ahora un promedio de 100 asistentes cada sábado, y la comunidad está buscando alquilar un nuevo espacio que se ajuste a la creciente congregación.

“Creo que una de las razones por las que Cero ha tenido éxito es porque Jonathan entiende la importancia de la comunidad, la importancia del proceso de discipulado, la importancia de un enfoque misionero para la comunidad en la que estás”, dijo Kleber Gonçalves, director de CSPS. “Tienen una forma intencional de vivir el adventismo que marca la diferencia en el contexto individualista europeo”.

Algunos de los métodos que han ayudado a la Iglesia Cero a seguir llegando a los españoles seculares en el último año es el ambiente de hospitalidad, el compromiso de servir a la comunidad y, sobre todo, la decisión de la iglesia de avanzar muy despacio en el intercambio de su fe.

“Nuestro desafío es que la gente secular es muy resistente a la idea de la religión, de Dios, de la iglesia”, dijo Contero. “En la iglesia adventista, siempre medimos por bautismos y estudios bíblicos. Pero las personas seculares no pasan de 0 a 10 muy rápidamente. Se necesita tiempo para hacer un verdadero compromiso con Jesús. Están estudiando la Biblia, creciendo en la fe. Están haciendo cambios. Pero lleva tiempo”.

Una cosa especial que la Iglesia Cero está celebrando este año es el éxito de su tercer campamento de verano para jóvenes no adventistas, que ha traído más familias a la iglesia.

“Dos jóvenes que estuvieron en nuestro campamento de verano están empezando a venir a la iglesia, y se están interesando por lo que hacemos porque saben que somos diferentes”, dijo Contero. “Desde el verano pasado vienen a la iglesia todos los sábados”.

Además, el último año ha hecho que una simple verdad sea cada vez más clara e importante para Contero.

“Debemos interesarnos por las personas, lo que ellos son, no porque queramos que se hagan cristianas, sino porque las amamos como lo hizo Jesús”, subrayó. “Por supuesto, queremos que vengan a la iglesia y se bauticen. Pero el primer paso es aceptarlos, acogerlos, hacerlos parte de nosotros y querer lo mejor para ellos, estén o no bautizados, vayan a la Iglesia o tengan estudios bíblicos”.

Admite que este ministerio no es fácil; sólo alrededor del 20% de los invitados dará el primer paso.

“Aunque muchos se han interesado en participar en proyectos de servicio, la mayoría no se ha interesado en estudiar la Biblia o ir a la iglesia”, dijo Contero. “Pero el 20% de las personas que están interesadas valen el esfuerzo. Tenemos que ganar su confianza, y ayudarles a ver por qué Dios es importante para nosotros en nuestra vida diaria, en las decisiones que tomamos y en cómo impacta en nuestro estilo de vida”.

Nota del editor: Este artículo fue publicado originalmente en 2018 por el Center for Secular and Postmodern Studies, de Global Mission

Traducido y editado por Daniel A. Mora, B.Th, Editor para AToday Latinoamerica. 

Samantha Peralta es pastora para el area de ministerio infantil y familia en la Iglesia Adventista de Azure Hills, y esta casada con el Pr. Guillermo Peralta, quien es pastor asociado en la Asociación del Sureste de California. Ambos fueron ordenados al ministerio pastoral en 2021. Tinen una hermosa hija llamada Olivia.

Para comentar, dale click aquí.